miércoles, 19 de octubre de 2011

Sin brazos, sin piernas, sin problemas.



LOOK AT YOURSELF AFTER WATCHING THIS (spanish subtitles)

lunes, 17 de octubre de 2011

AMOR HOGUERA.

Mi familia es una crisálida de colores
presta a renacerse en la rama de un olivo.
En el fuego anida ardiente, clemente, a veces dolorida,
y aunque hay lluvias que la menguan y apagan,
levanta cenizas con mil soplos de vida.
Nací de una estirpe de luchadoras
forja de acero y confianza total.
Reside su amor en el aire, ya que es volátil y es ligero;
y aunque hay vacíos que no lo contienen
esos vacíos se llenan con el viento.

Tengo alas en la voz de los cantos tiernos de mi madre
y ritmo de panderos de las callosas manos de mi padre.
Cree un jardín con las risas de mi hermano
y de la  finura de mi hermana nací un arroyo.
Soy estambre de los que fueron antes que yo
y de los que me siguieron
soy abeja de vuelos protectores.

Reside nuestro amor en el agua, ya que es juguetón y esquivo,

y ,aunque haya diques que lo paren y lo remansen,
a veces se hace acalorado
vapor que se marcha para llover.

Nuestro amor habita la tierra puesto que es fértil y abundante,
y aunque haya erosiones que lo consuman o lo quebranten,
a veces  el amor perdido
forma en silencio prolíficos valles.

En mi nombre suenan todos los nombres
de los que me precedieron
unos, de batalla campal
y otros de profundo misterio.
Pero todos queridos para mi…
todos sabios consejeros. 

martes, 4 de octubre de 2011

EL MUNDO ES UN JARDÍN.

Detrás de las palabras,

dentro de las preposiciones,

entre pronombres y adjetivos

repetiré para que se escuche...


"El mundo es un jardín

para que los niños jueguen".

Lo susurraré a los voluntariosos,

lo gritaré a los pasivos,

lo llevaré por todos los rincones

hecho canción, cuento o sonrisa.

Mil veces nos callarán,

otras diez mil nos pedirán

que dejemos de luchar

por un imposible,

pero, mano sobre mano,

no lucharemos. Es hora de construir

corazón con corazón al borde...

los latidos entonarán

su canción enamorada:

"El mundo es un jardín

para que jueguen los niños".



He mirado debajo de las hojas

que el otoño arroja

desde los castaños,

he dormido acurrucado a la brisa

que mece los sueños

y por fin lo sé... lo sé...

lo sé...

el mundo no se cambia,

pero el amor lo rejuvenece,

el mundo no se arregla

pero el amor lo salva...

el mundo es una noria

grande de cangilones dorados

que gira y gira; hoy arriba,

y mañana abajo,

pero entre vuelta y vuelta

los amigos que sonríen

nos lo recuerdan:

"El mundo es el jardín

en el que los niños juegan".