martes, 31 de marzo de 2015

Amor cósmico.

Eran dos enamorados que tenían el sol en las palmas de las manos. Cada vez que hacían el amor, nacían galaxias, se abría el sexo puro de la tierra, el campo florecía y las perlas escondidas de la sabiduría humana brotaban en sus corazones.
Sus labios al besarse levantaban un arco iris por el que caminaban los seres míticos y los ángeles. Juntos eran un tsunami de amor, un huracán de ternura y un nuevo horizonte para la vida del planeta tierra.


jueves, 26 de marzo de 2015

Crueldad fanática.

La pequeña libreta que llevaba en el bolsillo de su pantalón estaba llena de dibujos.  El callejero para encontrar la casa, el modo de entrada, un plano del jardín y la manera de activar la bomba.
Se iba a vengar por fin. Le daba igual que lo llamaran fanàtico. Lo era... y a mucha honra. Había pintado, imaginàndolo, la cara de una niña justo al estallar. 
- Eso pasa por tocarme lo sagrado - se sonreía remirando el dibujo.
Por suerte encontrò la ventana abierta. Arrojò la bomba fétida mientras gritaba:
- ¡Mari Pili, chúpate esa! ¡Sufre! ¡Sufre! Devuélveme el cromo de Cristiano Ronaldo... es mío. Buitre, que eres una buitre.


martes, 24 de marzo de 2015

Pintor de lo invisible.


La pequeña libreta que llevaba en el bolsillo de su pantalón estaba llena de dibujos. Juan pintaba cosas invisibles; la sensación que deja un beso, un perfume, el silencio tras una bofetada y la forma oculta de las ventosidades.
-¡Increíble! - Decía la gente al ver las ilustraciones - Armonía tras beso, olor a lavanda, tsunami post-tortazo y pedo vomitivo. 
Nadie erraba los títulos, haciendo coherente lo invisible. No es que Juanito fuera buen pintor. Ayudaba a sus aciertos, que a escondidas, le echaba LSD al té de las visitas. Tres gotitas justo veinte minutos antes de enseñar su libreta.



miércoles, 18 de marzo de 2015

Deshielo.

         León, 5 noviembre 2014.


Ahora nieve blanca, blanca.
Cubre tierra luminosa.
El sol la derrite
y mana del corazòn
la fuente de la armonìa.
Transparencia irradiante.


¿ Cuàl es el nombre
de cada loma y río?
Hermano de los àrboles
los oyes cantar y vibrar.
Sus hojas son banderas
blancas, blancas, blancas.


Sal arrima columpio
un mar para mecerse.
Un ùtero inocente
para crear seres puros.
Seres no manchados
de egoismo y guerra.

Tienes la tierra entera 
para perdonarte,
el cielo estrellado
para agradecer.
Ahora, aquì, totalidad.