lunes, 25 de abril de 2016

SER VITAL.

Fotografía de por Javier Soares.
Texto Manuel Ferrero López del Moral.







Poema publicado en la revista Saba:

http://www.revistasaba.com/

jueves, 3 de marzo de 2016

EL BRUJO MANGACHUSCOS.




EL BRUJO MANGACHUSCOS.

Mangachuscos es un brujo moderno que vuela con fregona. Lo de volar con escoba le parece cosa de carcamales. Es tan malo, tan malo, que hasta el cocodrilo del pantano le tiene miedo. Sin embargo Mangachuscos, el poderoso, el de las pócimas cochinas, va a descubrir que su poder no es tan grande como él cree. Un acto tan sencillo como pisar una hormiga le hará perder su autoridad. Todo el mundo, incluido su gato Ponzoña, se partirá de risa con sus fracasos.
¿Te imaginas a este brujo malvado intentando una y otra vez hacer daño sin lograrlo? Los ciudadanos de todo el planeta se unen para ponerle en su sitio. No hay cosa más divertida que ver como un ser arrogante baja la cabeza ante el amor de las pequeñas hormigas. La fuerza de la unidad es la luz más poderosa. 



Es ideal para niños de 5 años en adelante.







El Brujo Mangachuscos
Ilustra: Paula Vallar Gárate
Escribe: Manuel Ferrero López del Moral
PVP 12.95 €
Edita BABIDI-BÚ

Distribuidores: León: Arnoia. 
Grandes cuentas, Madrid, Extrem 

Andalucía: Azeta. 
Resto de España, distribuidor de zona. 

Datos de la editorial:














jueves, 2 de julio de 2015

CUENTOS CHINOS.


Leer más publicaciones en Calaméo

Ilustración: Pablo Melcón.
Texto: Manuel Ferrero.

Cuento publicado en la revista Saba:

http://www.revistasaba.com/

lunes, 4 de mayo de 2015

EL PISTO DEL PASTO.


Leer más publicaciones en Calaméo

Ilustración: Pablo Melcón.
Texto: Manuel Ferrero.

Cuento publicado en la revista Saba:

http://www.revistasaba.com/


sábado, 2 de mayo de 2015

Nostalgia familiar.


Leer más publicaciones en Calaméo

Ilustración: Pablo Melcón.
Texto: Manuel Ferrero.

Cuento publicado en la revista Saba:

http://www.revistasaba.com/

miércoles, 29 de abril de 2015

Amor monacal.

La intención de seguir siendo sólo amigos se difuminó. Fray Segundo caminaba desolado con el candil en la mano, subiendo la escalera de caracol que lleva a la biblioteca. Desde que el bobo de Fray Gilberto, echara la oración a San Antonio, el fantasma del caballero templario había desaparecido. 
Fray Segundo añoraba su cara espectral asombrada cuando le leía libros. ¡Ay! Esa noche ya no tendría a su paladín contándole las cruzadas.
Como no podía ser sólo su amigo, tomo el veneno para pasar al otro lado. Iría a buscarlo al cielo, al purgatorio o al infierno para decirle que lo amaba.




domingo, 26 de abril de 2015

El fin del viaje.

La intención de seguir siendo sólo amigos le entristecía. Parecía acabar mal su relación. Él era mucho más que un compañero, sin embargo, al ver el cansancio en su mirada, hacía silencio y transigía. Lo aceptaba. Se acabó.
Cuando poco después lo vio tembloroso en la cama, no pudo más. Entre lágrimas habló quebrado:
- Mi señor Don Quijote, no se muera. Yo seré siempre su escudero.
                           Desde la cuadra se oían rebuznos lastimeros.


jueves, 16 de abril de 2015

¿Ciencia o inconsciencia?


Procuraba no perder la concentración sujetándole las nalgas. El supositorio no podía caerse, eso nunca. Cerrarle el culo a cada mono y mantenerlo cerrado durante tres minutos era vital para el experimento. Los bichines se defendían y arañaban. Pobre becario. Podía perder su beca. Ya tenía el rostro magullado y los brazos muy mordidos cuando descubrió el modo de suavizarse la tarea. Perdió la vergüenza. Fue a por el catedrático con el torpedo de glicerina en la mano y amenazó:
-  ¡O me da de paso las prácticas, o mejoro el experimento!

jueves, 2 de abril de 2015

Bocetos de hielo.

La pequeña libreta que llevaba en el bolsillo de su pantalón estaba llena de dibujos. Plumas, cabezas, picos y patas. Cientos de animales con anotaciones bellísimas. Era la libreta de un viajero pintor.
Se quitó los guantes para retocar el dibujo de un husky, pero como pinteaba la nieve, se volvió a enguantar. Se dirigió a la avioneta. 
Sintió un escalofrío al entrar. Por eso, una vez sentado, saco de nuevo el lápiz. Puso su nombre en la última página de la libreta: Félix Rodríguez de la Fuente.

- No quiero extraviarla - le dijo al cámara.

Subían al cielo, mientras la guardaba en el bolso de la parca.



martes, 31 de marzo de 2015

Amor cósmico.

Eran dos enamorados que tenían el sol en las palmas de las manos. Cada vez que hacían el amor, nacían galaxias, se abría el sexo puro de la tierra, el campo florecía y las perlas escondidas de la sabiduría humana brotaban en sus corazones.
Sus labios al besarse levantaban un arco iris por el que caminaban los seres míticos y los ángeles. Juntos eran un tsunami de amor, un huracán de ternura y un nuevo horizonte para la vida del planeta tierra.