viernes, 5 de agosto de 2011

Amor osado.


La morsa del amor sabe poco
sus dientes no permiten el beso.
El amar con dentadura de arco
límites impone y pone riesgo.

Límites impone y pone riesgo
al ardiente carnal arrebato
porque el tratar el roce amoroso
trae en un descuido asesinato.

Los que pintan su frontera y linde
conocedores de su carencia ,
del peligro de cada defecto
trazan pacientes la sapiencia.



2 comentarios:

  1. Qué placer volver a saber de vos, Manuel!
    Preciosa poesía

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Patri. Un poco loca la verdad. Abrazos

    ResponderEliminar